Torrejón Noticias.- Este lunes los trabajadores de Castellón Automotive, empresa situada en la calle Solana de Torrejón de Ardoz y en la que trabajan más de 200 personas, se han concentrado en la plaza Mayor del municipio para pedir una solución a la situación de la fábrica que está amenazada de cierre.

La concentración ha contado con el apoyo del Gobierno local, encabezado por el alcalde Ignacio Vázquez, del resto de grupos políticos con representación en el Consistorio y de los sindicatos presentes en el Comité de Empresa, entre los que se encuentra USO a través de la Federación de Industria de Madrid. Este mismo lunes, los trabajadores han comenzado una serie de paros que tienen previsto continuar de forma indefinida.

Castellón Automotive se dedica a la construcción de columnas de dirección principalmente y su mayor cliente era Ford. En diciembre, la firma estadounidense comunicó a la empresa que en junio rescindía de forma unilateral el contrato que tenía firmado con ellos y que garantizaba trabajo para dos años.

Esta decisión pilló por sorpresa tanto a la dirección de la compañía como a los trabajadores. Ante esta situación, Castellón Automotive señaló que era inviable la continuidad de la compañía por lo que los más de 200 empleados acabarán en el paro en el mes de junio si las cosas no cambian.

Desde el Comité de Empresa han mostrado su preocupación ya que más del 70% de la plantilla tiene más de 45 años y esto les dificulta mucho a la hora de poder encontrar otro trabajo. Por este motivo, han pedido una solución y se han reunido con el alcalde Ignacio Vázquez el pasado 6 de marzo que se comprometió a hacer todo lo posible para que Ford reconsiderara su decisión.

 

Texto: Torrejón Noticias     Imagen: USO-FIM

Usuarios registrados